domingo, 18 de junio de 2017

MI PAPA

Yo siento orgullo por ti Papá y le agradezco a Dios haberme dado un Padre así, un Padre como tú.
Hoy quiero decirte lo que siento por ti, antes de que sea tarde y me arrepienta por haber guardado lo que llevo muy adentro.
Aunque nunca antes lo haya hecho, tengo que decirte que te quiero, te estimo y siento mucho respeto por ti, Papá.
Vivo orgulloso de ti y no te cambiaría por ninguno, porque aunque pudiera pedirle un deseo a un genio, le pediría a ti como mi Papá
Quiero darte hoy las gracias a ti, que tuviste el valor de reconocer tu paternidad.
Gracias por enfrentar tus deberes como Padre sin miedo y por aceptar la enorme responsabilidad que significaba.
A ti que cuidaste de mí siempre, que te preocupaste por mis necesidades y anhelos.
A ti que me cargaste en tus enormes brazos y años después me seguías apoyando como en mi niñez.
Desde mi infancia te veía como un Rey y a un lo sigues siendo en mi corazón.
Gracias Papá y no solo por ayudar a traerme al mundo, sino por hacerlo con deseo, amor y cariño.
Gracias por tus cuentos, historias, paseos y por tu mano fuerte que me acompañaba y me enseñaba el mundo.
Gracias Padre por haber estado a mi lado en las buenas y en las malas
Gracias por haber soportado e ignorado mis malcriadeces y enojos, propios de la niñez y adolescencia.
Gracias por tus llamadas cuando estabas lejos, que me alentaban y me llenaban de fuerza.
Gracias Padre por existir, por ser real, porque siempre pude decirle a los demás: ¡Yo tengo un Padre que me quiere!
Gracias por siempre tener tu puerta abierta para mí y por aguantarme y tolerarme cuando nadie lo hacía.
Gracias por estar siempre al alcance de una llamada, cualquier día, cualquier hora, listo a reaccionar ante cualquier problema.
Gracias por todo Padre, pero más que nada, por todo lo que me enseñaste con tu ejemplo de persona honesta y abnegada y con tu amor desinteresado de Padre
Gracias por los buenos sentimientos que en mi inculcaste y que tanto aprecio.
Gracias por todo eso, porque después de ser grande, he comprendido que el amor verdadero es ese que se entrega, sin esperar nada a cambio.
Hoy comprendo y valoro lo difícil que es ser Padre y por eso más te recuerdo y te quiero.
¡Gracias por siempre Papá!

2 comentarios:

Fran dijo...

Que tal German!
Sentidas y bonitas tus palabras, no hay duda de que en ello has puesto tu corazón. Me has provocado que por un momento recupere viejos recuerdos.
Por cierto, todavía no hemos cerrado nada pero lo mas seguro que a mitad de septiembre visitemos Gran Canaria, ya te diré algo, me encantaría pasar a saludarte personalmente.
Venga, un abrazo!

german rodriguez dijo...

ESE FRAN ¡¡¡¡...........ME ALEGRA VERTE POR AQUI Y CLARO QUE NOS VEREMOS SI DECIDES VENIR Y NOS DAMOS UN BAÑO POR AQUI SALUDOS ......